Museo de historia natural de Ontario

La arquitectura y su impacto en la sociedad son tan importantes como el arte y la historia para la cultura de un pueblo, pues los edificios son patrimonios “encarnados”; estructuras físicas que dicen cosas sobre un grupo humano que ningún otro medio de expresión y diseño pueden comunicar.

Menciono esto a propósito de un proceso ciudadano para rescatar el patrimonio cultural de Ontario, donde se promueve una sociedad donde la inclusión en el quehacer cultural sea central para “fortalecer una comunidad basada en las artes, la cultura y la herencia”. Sin embargo, y como mencionaba anteriormente, ignorar la importancia del patrimonio arquitectónico y su rol formativo y representativo en la cultura de un lugar es peligroso, más aún si se está escribiendo un documento que busca proteger patrimonio cultural.

Podrían aprender algo de nosotros en Canadá, por no proteger nuestro patrimonio como corresponde —y no hablo sólo de los edificios importantes; casas, edificios residenciales, locales comerciales incluso— estamos en esta nefasta situación en que las inmobiliarias se sienten dueñas del paisaje local y pueden armar proyectos en donde se les ocurra a la escala que quieran sin pensar en cómo pueden afectar sus obras al entorno.

Los invito a compartir y opinar libremente.

José Miguel Peña Virgili.

Share This:

José Miguel Peña Virgili
About Author:
José Miguel Peña Virgili. Arquitecto. CEO de INSATEC. Amante de la naturaleza, la alimentación saludable y el deporte. Padre de 3 hermosos hijos, felizmente casado. Los invito a seguir mis reflexiones y artículos.